Tipos de puertas de seguridad ?>

Tipos de puertas de seguridad

Las puertas son uno de los principales medios para asegurar la seguridad de nuestros hogares o cualquier propiedad de nuestra pertenencia, nos brindan una forma de permitir la entrada y salida de una habitación, hogar o nuestro lugar de trabajo, privacidad y por otro lado asegurar que quienes entren sean aquellos permitidos y posean la llave.

 Sabiendo esto debemos considerar o plantearnos conseguir aquellas puertas que sean competentes y nos garanticen esa seguridad que siempre anhelamos, un gran ejemplo de puertas que nos brindan estas características son las puertas de seguridad.

¿Que son las puertas de seguridad?

Primero que nada, nos encargaremos de explicarte que son o de que se tratan estas puertas. Una puerta de seguridad, como su nombre lo indica, son puertas completamente reforzadas generalmente de materiales muy resistentes como el acero las cuales por lo general poseen mecanismos o cerraduras complejas que dificultan o hacen casi imposible su violación, estas también ayudan a aislar el sonido o la temperatura.

Debemos tener en cuentas que son algo más complejas que otro tipo de puertas, por lo que debemos tener mucho cuidado a la hora de colocarla o instalarla, factores como el material, el peso, los factores que la hacen más segura como las uniones al marco, la estética entre otros por lo que es necesario consultar o contratar a un profesional.

Tipos de puertas de seguridad

Estas puertas tienen el fin o la misión de darnos más protección de las que las que los diseños estándar o aquellos elaborados en materiales como algunos tipos de madera podrían darnos. Las puertas de seguridad poseen varios tipos y dentro de ellos están:  

Las puertas blindadas, compuestas por lo general de acero y un marco de madera, estas puertas son muy populares y con un uso bastante amplio, su interior está completamente elaborado en una plancha de acero lo cual evita que pueda ser violada con el uso de herramientas como palancas. Su exterior puede está elaborado en madera y con bisagras capaces de soportar todo el peso de la misma, con hasta cinco puntos de anclaje y un bloqueo por sus cuatros costados.

Por otro lado están las puertas acorazadas, conocidas por ser las más seguras, estas suelen utilizarse en lugares que posean objetos o trabajo de mucho valor, al igual que las puertas blindadas poseen una plancha de acero y estás también se bloquean en cuatro puntos, todas sus partes o componentes se elaboran en metal incluyendo el marco, algunas de estas empiezan a implementar tecnología digital permitiendo monitorearlas a distancia.

Las convencionales, por lo general usadas en viviendas, estas poseen menos grosor en sus placas de acero que los otros tipos, de esta forma cuentan un diseño no tan elaborado o más simple que las acorazadas o las blindadas, poseen cerraduras de bombillo y generalmente ciertas hendiduras integradas que la hacen más resistente al ataque.

¿Qué puerta elegir?

Para responder esto debemos asegurarnos de cuáles son nuestros requerimientos, donde será utilizado la puerta y el nivel de seguridad que queramos, es decir dependerá de nuestras preferencias y cuanto trabajo deseemos dedicarle a nuestra seguridad.

Los tipos mencionados anteriormente nos indican como y donde pueden ser usadas, así que queda de tu parte escoger cual te convendría y poner tu empeño el mejorar tu seguridad y la de aquellos y aquello que aprecias.

 

Comments are closed.